A mal tiempo buena cara

Hace un año estábamos convulsos todavía por la reforma eléctrica. Cuando apenas habíamos hecho la digestión de las uvas en nuestra popular tradición entró en vigor un nuevo sistema tarifario que iba a revolucionar el mercado y confundir a los usuarios cuando revisasen su factura de la luz.

Poco a poco empezamos a ver que la factura de la luz nueva tenía sus ventajas e inconvenientes y que los precios de las subastas del primer trimestre hicieron que se nos devolviese parte del dinero abonado a la comercializadora mediante un decreto, en el que se compensaba parte de lo abonado por los usuarios debido a que el precio de la energía había sido menor de lo esperado.

Estamos al comienzo de 2015 y lo que por un lado nos alegra un día soleado y con temperaturas primaverales en vez de invernales nos lo quita por otro, ya que debido a ese buen tiempo nos va a subir la factura de la luz en los próximos meses.

¿Cómo es posible? Bueno, sin entrar en detalles técnicos, cuanto más viento hace y llueve, más energía se genera en nuestro país. Es curioso que con tanta planta fotovoltaica instalada y subvencionada terminemos dependiendo de si llueve (para genera energía mediante salto de agua con turbinas hidroeléctricas) y de si sopla el viento (con cientos de aerogeneradores repartidos por las cordilleras de medio país).

Por eso el título del artículo: “A mal tiempo buena cara”. Contra más viento y peor temporal más energía renovable se genera y desplaza la curva de la oferta hacia posiciones más bajas de la demanda, lo que se traduce en lenguaje común en un abaratamiento de la energía.

Pero ¿Cuánto se va a encarecer?, bueno, es complicado anticipar cifras pero si comparamos una factura del año pasado con el coste de la energía que llevamos este año, vemos que se ha incrementado en un 17%.

Pero la energía es solo una parte del recibo, para poder comparar realmente, debemos incluir todas las variables, como es la potencia contratada, lo que da la siguiente gráfica:

factura de la luz - estimacion-subida-recibo-luz-factura-energia-electrica-2015

Datos extrapolados de la última estadística publicada por el gobierno en cuanto a energía consumida por contrato en función de la potencia eléctrica suministrada.

En España la mayoría de consumidores (casi el 75%) tienen una potencia contratada entre 3,45 kW y 5,75 kW. Lo que se traduce que a prácticamente todos nos va a subir la factura de la luz entorno a un 10% en enero.

¿Los usuarios lo van a notar? Lo más probable es que pase desapercibido al comparar los recibos de la factura de la luz, ya que el año pasado el gobierno fijó durante el primer trimestre un precio, que tal y como ya hemos comentado, terminó en devoluciones parciales que se hicieron efectivas en verano. Es decir, que la comparación, probablemente sea muy similar.

En mis cálculos, he hecho una extensión del precio del kW vigente a enero 2014. Ya que normalmente el precio de la potencia debería haberse trasladado en el primer mes del año y no en el segundo. Si alguno estuviese interesado en que actualizase la comparación con esos datos, utilizar los comentarios del blog o de las redes sociales para pedirlo y actualizaremos la información.

Factura de la Luz – Eficiencia Energética – Ahorro

Comparte la noticia en las redes sociales. Puedes utilizar directamente los botones que hemos puesto aquí abajo.

Una respuesta a Factura de la Luz, un 10% más cara en Enero 2015
  1. […] utilizamos el consumo medio de un usuario y la potencia media contratada veremos que tal y como publicamos el 75% de los usuarios tienen una potencia comprendida entre 3,45 kW y […]


[arriba]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *